Published: 
Mayo 19, 2017

Los smartphones actuales resultan muy prácticos y útiles, y es muy posible que acabemos apegándonos tanto a ellos por su multifuncionalidad que el uso se vuelva excesivo y se genere cierta dependencia u obsesión. De acuerdo con los expertos del Centro de Salud del Comportamiento de la Clínica Cleveland, un uso abusivo del teléfono móvil puede llegar a equipararse a una adicción como cualquier otra, aunque técnicamente la adicción al móvil (o nanofobia) no esté catalogada como una enfermedad.

¿Cuáles son las señales de alarma de una posible dependencia al móvil? ¿Tu teléfono móvil interfiere con tu vida diaria y manifiestas síntomas de abstinencia cuando intentas reducir su uso? Si es tu caso, contesta a las siguientes cuestiones y conoce cuál es tu relación real con tu teléfono móvil. 

  • ¿Interfiere el uso del teléfono en tu trabajo o dificulta tu concentración en diversas tareas?
  • ¿Piensas en el teléfono incluso cuando no lo estás utilizando?
  • ¿Sientes impaciencia o irritación cuando no lo tienes en la mano?
  • ¿Compruebas el teléfono constantemente y durante más tiempo del que pretendías?
  • ¿Te dicen tus familiares que utilizas demasiado el teléfono?

Si has contestado con un sí a la mayoría de las preguntas, la relación con tu móvil está en la zona de riesgo y es recomendable que tomes medidas para reducir su uso. Estas son algunas claves para conseguirlo: 

  • Planifica unas horas libres del móvil al día.
  • Define objetivos y realiza un seguimiento de lo que haces sin el teléfono como leer o pasar un rato con tu familia.
  • Reserva tiempo al final del día para llevar a cabo actividades relajantes, como meditar o escuchar música. Apaga el teléfono durante estos descansos. Si apagarlo te resulta demasiado estresante, desactiva las notificaciones o ponlo en modo avión. 
  • Por encima de todo, no permitas que el teléfono interfiera en tus horas de descanso y evite que duermas las horas suficientes. Deja de usarlo al menos una hora antes de irte a la cama porque mirar pantallas de dispositivos justo antes de dormir puede interferir con el proceso corporal natural de relajación previo al sueño. Y, si lo cargas durante la noche, asegúrate de no tenerlo en tu dormitorio para evitar que te despierte en caso de recibir algún mensaje.

Más información

La Clínica Cleveland tiene más consejos sobre cómo gestionar el estrés causado por el teléfono móvil.

Copyright © 2017 HealthDay. Todos los derechos reservados.

 Artículo redactado por Joan McClusky de HealthDay. Licencia legal de publicación obtenida a través de la red editorial NewsCred. Las consultas sobre la licencia pueden dirigirse a legal@newscred.com.